jueves, 24 de noviembre de 2016

Thanksgiving day | Thank you, beloved books!

Aquí en Argentina, hoy es un día común, un jueves como cualquier otro. Pero en el hemisferio norte, y para mayor precisión, en Estados Unidos, es el famoso Día de acción de gracias (o Thanksgiving day, en inglés). Gran preludio del tan esperado black Friday, es un día de reuniones familiares, de grandes cenas con el tradicional pavo, de desfiles coloridos (en especial el de Macy's). Pero por sobre todas las cosas, es el día por excelencia para agradecer: por la vida, la familia y los amigos; por la salud y también por las cosas materiales. Agradecer por todo. Me parece un día muy bonito y especial, con una impronta que muchos deberíamos copiar: agradecer por las cosas que damos por sentadas, que en medio de la rutina y la vorágine cotidiana solemos olvidar, pero sin las cuales no podríamos ser quienes somos.
Abrazando un poquito esta tradición extranjera, agradezco a muchas personas por formar parte de mi vida ^^ Pero en la entrada de hoy me gustaría enfocar esta gratitud en ciertas cosas que han formado parte de mi vida desde hace mucho, mucho tiempo, y que me han moldeado de una forma asombrosa: los libros. Me olvidé de hacerlo para el último Top Ten Tuesday, pero considerando que hoy es el día por excelencia para agradecer, se me ocurrió contarles...

Son una vía de escape de la realidad
Oh, mi mayor agradecimiento. Muchas veces, las cosas y situaciones de la vida diaria nos sobrepasan, nos agobian, nos frustran. Y por experiencia propia, sé que un libro puede ser un gran remedio para escapar de ese estrés. Al leer, la mente vuela, no se obsesiona con cosas tóxicas, no piensa repetidamente, no analiza cosas dolorosas. Un libro es un verdadero respiro para el cerebro :) Los dedos de las manos no me sirven para contar la cantidad de veces que escapé de la realidad leyendo un libro. Y no porque enfrentar las cosas sea doloroso y prefiera no hacerlo, sino porque a veces es mejor dar un paso al costado y no pensar.

"Mil vidas"
Un lector vive mil vidas antes de morir. Aquel que nunca lee vive sólo una. ¿Les suena esta frase? Muy, muy cierta. Gracias a los libros he visitado lugares que, con total certeza, nunca veré en mi vida. He conocido personas interesantes, he vivido la magia rodeada de vampiros, dioses, hombres lobo, magos, hadas, dragones y brujas. He vivido centenas de veces, diferentes historias en contextos sociales y culturales muy diversos.

Mi buena ortografía y un vocabulario bastante amplio
Para escribir textos de calidad, una de las más grandes recomendaciones de todos los profesores de Lengua, Literatura, Prácticas del lenguaje (llámese como quiera) es leer. Leer todo lo que caiga en nuestras manos: un libro, el diario, una revista, lo que sea. Al consumir mucha literatura, claro que mi agradecimiento va hacia los libros. Los libros ampliaron mucho mi vocabulario. Uno no se encuentra con la misma palabra dos veces (a menos que la repetición sea parte del sentido del escrito): sinónimos, antónimos, adjetivos, adverbios, todas palabras que enriquecen la forma en que me expreso. Sin mencionar la ortografía. No hay necesidad alguna de tomar un libro teórico para saber cómo escribir correctamente: leer con frecuencia hace que los conocimientos se impregnen en nuestro cerebro, que sin quererlo, aprendamos cómo conjugar los verbos, cómo construir oraciones sintácticamente correctas, entre otras cosas.
No crean que estoy alardeando. Nadie es perfecto, y lo cierto es que he cometido errores ortográficos (aunque yo prefiero llamarlos "horrores"). Eso sí, después de darme cuenta, quedo bastante afectada... *por si no lo sabían aún, soy la loca de la ortografía*

Un reflejo de nosotros
Hace tiempo que los libros dejaron de relatar esas historias clásicas y felices en las, al final, todos comen perdices. Identidad sexual, religión, inmigración, discriminación, fobias, trastornos mentales... El abanico de temas tocados hoy en día es muy amplio, lo cual hace que cada vez más personas encuentren en los libros un poco de comprensión, un consejo, una voz que las representa y entiende, la sensación de que no están solas. No digo que antes no se escribiera sobre estas cosas, pero el auge que la literatura, en especial la juvenil, está teniendo en estos tiempos hace que todos estos temas se toquen con mayor intensidad y realidad. Los personajes son accesibles, y es sencillo identificarse con ellos (podemos compartir la edad, el estrato social, los pensamientos, los problemas, etcétera). Cuando la sociedad traiciona y golpea fuerte, refugiarse y encontrar aceptación en un libro es algo increíble, ¿no creen?

Bibliotecas
Después de los bosques, creo que las bibliotecas son los lugares más encantadores del mundo. Tienen una magia especial, son el portal de entrada a múltiples dimensiones y realidades. El silencio y la tranquilidad contrastan con el bullicio de cada historia contenida en los libros, ansiosa por volverse real en la mente de un lector.

Las ferias de libros
¿Cómo no agradecerles estos espacios? Lugar de encuentro de lectores, editores, escritores y grandes personalidades, estas ferias se erigen sobre los libros. Tuve la suerte de ir a la FILBA por primera vez hace dos años, y desde entonces hice de esta visita una obligación anual (obligación que disfruto muchísimo, por supuesto).

Comunidad lectora
Recién estoy dando mis primeros pasos en este increíble mundo de la blogósfera, pero los libros ya me han acercado a personas maravillosas. Siempre me gustó leer, pero nunca tuve la dicha de compartir esta pasión con una persona real. Nadie en mi círculo lee, o al menos no de la forma en que yo lo hago, así que nunca pude hablar y debatir sobre libros. Entonces llego a Blogger, entro en este mundo y en esta gran comunidad de lectores, y me encuentro con tanta gente, igual o diferente a mí... Asombroso. Personas con las que puedo hablar de libros, pero también de la vida real, de los problemas reales. Es lindo saber que los libros me han hecho conocer personas con las que comparto no sólo este amor inquebrantable por la literatura, sino también situaciones de vida comunes.

La posibilidad de soñar con lo ¿imposible?
Vivir una aventura fantástica, visitar un país extranjero y enamorarme perdidamente de alguien, dar la vuelta al mundo en quién sabe cuántos días... Si no fuera por los libros, claro que no soñaría con nada de esto.

Valores y lecciones de vida
Aclaración: sí, la saga de Harry Potter fue lo primero que pasó por mi cabeza al escribir esto :) Los libros son fuente inagotable de valores, moralejas y lecciones de vida. En sus páginas encontramos todas las emociones humanas posibles, y todos los grandes valores: amor, respeto, tolerancia, coraje, sabiduría.

Belleza en sí misma
Más allá de las maravillosas historias que guardan en sus páginas, no se puede negar que los libros son auténticas obras de arte. Bien sea nuevo y con una portada espléndida, o viejo pero con un aroma especial entre sus páginas amarillentas, un libro es algo que vale la pena conservar. La tecnología podrá hacer maravillas en muchos aspectos, pero en mi opinión, nada le gana a un libro en físico.

Por estas diez razones, y por muchas más que no fueron incluidas en esta lista...

7 comentarios:

  1. ¡Hola Anto! ♥
    Este post me hizo reflexionar no sólo sobre nuestros amigos de papel, sino sobre el Día de Acción de Gracias. Hoy en día nos apropiamos de tantos aspectos de otras culturas, en especial la norteamericana, que somos tan ineptos que dejamos pasar las mejores. Aunque dar las gracias debería ser algo de todos los días, no solo parte de un festejo lleno de color y desfile.

    Es casi imposible no coincidir con cada uno de los aspectos que dejás al descubierto en relación a lo que obtenemos de los libros. Es muy cierto que nos permiten "escapar" por momentos de la realidad, aunque hace un tiempo comprendí que no es un escape absoluto, sino simplemente interpretar esa realidad de una manera menos cruel, en la que nos sentimos más cómodos y bien recibidos. Es ver esa realidad con otros ojos, porque leamos lo que leamos, por más fantástico que parezca, la verdad siempre estará ahí... con un nuevo nombre, un nuevo reino, un tiempo ajeno a nosotros, pero la esencia siempre nos conectará.

    Otro motivo por el cual agradecer a los libros que no puedo dejar pasar, sin dudas, en la comunidad lectora. ¡Es una de las mejores cosas que me han pasado en la vida! Es increíble como te conecta con personas que le dan un nuevo sentido a nuestras vidas. Yo tuve la suerte de cruzarme con un grupo hermoso de personas que, a pesar de la distancia y otros pequeños contratiempos, puedo llamar amigos. Y están ahí siempre, no solo para hablar sobre libros o recomendarte una nueva lectura, sino que lo que tenemos en común supera todo eso. Más allá de la literatura en sí, blogger ha sabido cobijarnos mejor que nadie.

    Ojalá pueda volver al blog y encontrarme con una segunda parte de los motivos que tenés para agradecer a los libros. Si tuviera que hacer mi propio post directamente enlazaría esta entrada ♥ aunque le sumaría que ellos me permiten ser yo misma sin juzgarme. ¡Gracias Anto!

    Un abrazo enorme (y no dejes de escribir, se te da muy, pero muy bien).

    Mary

    ResponderEliminar

  2. Hola :D, soy nueva en tu blog, te he seguido y me encantaría invitarme a que pases (y te quedes si te apetece) en el mío ^^

    Yo, querida, estoy agradecida a ti por haber creado esta publicación con la que he conectado desde la primera hasta la última palabra. Has descrito de maravilla lo que sentimos los lectores, y estoy de acuerdo en todo. Te voy a compartir en Twitter, porque este post merece ser leído. Me has hecho vibrar :)

    Te espero en La Reina Lectora

    ResponderEliminar
  3. Acabo de descubrir tu blog y me ha encantado tu entrada :) La acabo de compartir en mi twitter ^^
    Por cierto, te sigo y te dejo mi blog por si quieres pasarte http://eltiempoliterario.blogspot.com.es
    Te invito a participar también si te apetece en el debate #horaliteraria en twitter.
    Nos leemos ^^

    ResponderEliminar
  4. Great post! I just followed your blog! :)

    www.letmecrossover.blogspot.com

    ResponderEliminar
  5. Hola, Anto!!
    100% de acuerdo con absolutamente todos los puntos. Amé esta entrada, en especial el punto de las bibliotecas, es hermoso lo que pusiste :3
    Un abrazote

    ResponderEliminar
  6. Hola! Me ha gustado muchísimo la entrada! Yo debería ponerme a pensar las cosas a agradecer, aunque coincido mucho con las tuyas! y escribes muy muy bello ^^ Espero tengas una muy bonita navidad!! (me he puesto contenta de que eres de Argentina ya que no conozco muchos blogger acá)
    Nos leemos! ♥

    ResponderEliminar
  7. Hola Anto!!! Me encantó la entrada, yo también tengo muchas que agradecer a los libros que me convirtieron en lo que soy ahora. :) Saludos!

    ResponderEliminar